▷Tratamiento botox tercio superior y bruxismo - Sesderma TV

Botox en tercio superior y Bruxismo

Vamos a realizar un tratamiento con Botox en el tercio superior y tratamiento del bruxismo.

El Botox, también conocido como toxina botulínica es un medicamento que se utiliza para relajar los músculos. Su función es depositarse a través de los receptores de la unión neuromuscular para así bloquear la sinapsis y es impulso nervioso. De tal forma que los músculos se relajan.

En medicina estética podemos utilizar el Botox con numerosos beneficios, siendo su uso más conocido para relajar el tercio superior y todas esas pequeñas arruguitas que comienzan siendo arrugas dinámicas y terminan siendo arrugas en reposo. Tenemos que evitar esto lo antes posible y actuar en modo de prevención.

El tercio superior está conformado por el frontal, el orbicular de los ojos donde tenemos esas temidas patas de gallo, y también en la zona de la ladela o entrecejo.

En medicina estética podemos utilizar el Botox con otros beneficios como, por ejemplo, tratar el bruxismo, la sonrisa gingival, y todas pequeñas arruguitas que quedan marcadas en el código de barras.

Para nuestra paciente estaría indicado el uso del Botox para tercio superior y en bruxismo, con objeto de prevenir que las arrugas dinámicas se conviertan en arrugas en reposo.

El bruxismo es una patología se da cuando hay una clara hipertrofia en el masetero. Para tratarlo tendríamos que delimitar la mitad inferior del masetero para de esta forma relajar esta zona del músculo y con ello relajar también la articulación temporomandibular que sufren esta patología.

La aplicación del botox, no es dolorosa, simplemente el paciente va a notar una pequeña molestia cuando la aguja se introduce. Sin embargo, se trata de una aguja muy fina, no podríamos hablar de un dolor como tal sino simplemente de una pequeña molestia.

Cuidados después del tratamiento:

Es importante, que después de realizar el tratamiento le damos al paciente las recomendaciones que debe llevar a cabo. En este caso la paciente debe de saber que no puede hacer deporte el primer día, deberá estar sin tocarse la frente, asimismo no podrá tumbarse en un mínimo de 4 horas. Tenemos que saber que el botox tiene una duración de 4 a 5 meses, siendo necesaria su reaplicación para mantener los resultados.

Las próximas 48 horas después de su aplicación comenzaremos a ver los primeros resultados.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Botox-1-Icono-de-Play
play-botox-dra-maria-jose